DIEGO EL CIGALA

View this page in english

El cantante DIEGO EL CIGALA voz líder del flamenco contemporáneo,

reinventa clásicos de la salsa en su nuevo disco, “INDESTRUCTIBLE”;

“Indestructible” cuenta con la participación especial de Gonzalo Rubalcaba, Larry Harlow,

Oscar D’León, Luis “Perico” Ortiz , Los Muñequitos de Matanza y más;

“Indestructible” será lanzado el 28 de octubre por Sony Music Latin

La gira norteamericana 2016 de Diego El Cigala y su orquesta de flamenco – salsa

comienza el 21 de octubre en Boston y continúa en Miami, Nueva York,

Davis, San Francisco, Los Ángeles, San Diego y Vancouver

“[El Cigala] ha seducido al pública con su mezcla de flamenco, bolero, son y ritmo afrocubano”LA OPINION

GIRA DIEGO EL CIGALA - “INDESTRUCTIBLE” GIRA 2016

Vie Oct 21 Boston, MA Berklee Performance Center

Sab Oct 22 New York, NY The Town Hall

Sab Oct 29 Miami, FL Fillmore Miami Beach at Jackie Gleason Theatre

Martes Nov 1 Davis, CA Mondavi Center for the Performing Arts

Jue Nov 3 San Francisco, CA SFJAZZ Center

Vie Nov 4 San Francisco, CA SFJAZZ Center

Sab Nov 5 San Francisco, CA SFJAZZ Center

Dom Nov 6 San Francisco, CA SFJAZZ Center

Vie Nov 18 Los Angeles, CA Luckman Fine Arts Complex

Sab Nov 19 San Diego, CA Copley Symphony Hall

Dom Nov 20 Vancouver, BC, CAN Chan Centre for the Arts

Indestructible , la nueva grabación del cantante flamenco Diego El Cigala suena familiar y diferente.

El sonido del nuevo álbum, el cual será lanzado al mercado por Sony Music Latin el 28 de octubre, nos recuerda el sonido de la salsa clásica de los años 70, sensual y potente. Las canciones evocan artistas legendarios. “Juanito Alimaña” o “Periódico de Ayer” nos recuerdan a Héctor Lavoe; “Moreno Soy” el sonido de La Sonora Ponceña, mientras el tema que da título trae imágenes de Tito Allen con el gran Ray Barretto. A ese repertorio, Cigala le aporta su duende, el drama del flamenco y esa voz —fuerte y expresiva, pero también vulnerable, hecha fuerte y frágil por el mucho vivir.

Grabado en Nueva York, Miami, San Juan, Puerto Rico y Cali, Colombia pero también Jerez de la Frontera y Barcelona, en España, Indestructible presenta un elenco excepcional, incluyendo artistas de la talla del cantante Oscar D’León, los pianistas Gonzalo Rubalcaba y Larry Harlow, el trompetista Luis “Perico” Ortiz, y muchos de los músicos originales que grabaron para la Fania.

El sonido de la suma de todo esto es, indiscutiblemente, puro Cigala.

“No tienen sentido que yo copie lo que ya hicieron, y tan bien hecho, estos gigantes”, dice Cigala hablando desde su casa en Punta Cana, en la República Dominicana, su hogar hace ya cuatro años. “Lo que hago es interpretarlo con una voz flamenca y aún así, yo solo quiero agregarle solo lo justo porque no quiero que la música pierda su sabor natural. Ahí está el trabajo: preservar lo que es salsa y lo que es flamenco de una manera en la que no choquen”.

La gira Indestructible, presentando a Diego El Cigala y su octeto, comienza el 21 de octubre en Boston y continúa luego en Nueva York, Miami, Davis, San Francisco, Los Ángeles, San Diego y Vancouver. En esta gira, Cigala presenta un nuevo sonido apoyado por una orquesta de salsa que incluye dos trompetas, dos trombones, congas, timbales y dos vocalistas, con la base de dos colaboradores indispensables del Cigala: el pianista y arreglista Jaime Calabuch y el bajista Yelsy Heredia.

Ramón Jiménez Salazar, mejor conocido como Diego El Cigala, nació en una familia artística gitana de Madrid, España. (Su sobrenombre alude a su físico, largo y delgado)

Él ya era una de las voces jóvenes mas notables en el flamenco cuando, en el 2001, conoció al gran pianista, compositor y arreglista cubano Bebo Valdés. Ese encuentro inicial resultó en una colaboración que creció rápidamente, transformándose en una extraordinaria sociedad musical que, tan sólo un año después, dio como fruto Lágrimas Negras, un disco de clásicos del repertorio popular cubano y el tango argentino recreados con un sentimiento flamenco. El álbum ganó un Latin Grammy en el 2004 por Mejor Álbum Tropical Tradicional e, improbablemente, se transformó en un éxito mundial. Al mismo tiempo, Lágrimas Negras le abrió a Cigala un nuevo camino en su carrera.

Desde entonces, Cigala ha hecho un arte del hacer suyas otras tradiciones musicales. Mientras ha mantenido sus raíces flamencas con grabaciones como Picasso en Mis Ojos (2005) en las cual tuvo como invitados a los maestros Paco de Lucía y Tomatito, Cigala también se lanzó a investigar más sobre la música cubana (Dos Lágrimas, 2008); tango (Cigala & Tango, 2010) y tango y música folklórica argentina ( Romance de la Luna Tucumana, 2013). Cualquiera sea el material, Cigala tiene una manera de ponerle su marca a cualquier canción y estilo. Un periodista español alguna vez lo llamó “acigalar,” un juego de palabras con acicalar, al estilo Cigala, claro.

Y sin embargo, no hay método preconcebido para recrear la música a su medida.

“Es algo mucho mas intuitivo y emocional”, dice Cigala. En Indestructible, “la elección de las canciones tiene que ver con las letras y con quién las cantó — si Héctor Lavoe, si Cheo Feliciano, si el Benny Moré. Tú buscas entre los clásicos, y te los vas probando y esos que te caen mejor, que te lastiman más, esos son. Ahí es donde empieza el trabajo y te lo llevas a tu terreno”.

Indestructible es al mismo tiempo el proyecto mas ambicioso encarado por Cigala, y también el más personal. Fue soñado por él con Amparo, su esposa y compañera inseparable en su aventura musical, quien falleció en agosto del 2015. “A ambos nos gustaba mucho la salsa”, dice suavemente. “Pero esa salsa que ya no se hace más, esa salsa de los años 70, el sonido Fania, la salsa dura”.

La salsa nació como un sonido de Nueva York — sexy, fuerte, agresivo — tomando prestados elementos del jazz, la música soul y el R&B — pero indiscutiblemente basado en la música afrocubana. Grabar salsa sugiere una progresión natural de su trabajo con Bebo Valdés y la música cubana.

“¡Por supuesto tiene que ver con el trabjo que hice con Bebo!”, dice Cigala, quien en su momento dejó saber que, hasta que comenzó a grabar con Valdés, no conocía estilos cubanos como el son, el danzón, o el cha cha chá.

“Está claro que por ese trabajo, gracias a su piano, hoy estamos aquí. Por eso en el disco hay un homenaje a Bebo, el tema ‘Fiesta para Bebo’. Y además, haber cantado música cubana con maestros como el Tata Guines, Gonzalo Rubalcaba o Changuito ha sido fantástico”, agrega. “Esos son genios de esta música. Si trabajas con ellos, algo tienes que aprender” y se echa a reír

La salsa se transformó en un fenómeno internacional, y a medida que la música fue reintepretada en diferentes lugares, tales como Puerto Rico y Colombia, tomo acentos diferentes. “Es por eso que quisimos grabar en Nueva York y Miami y Cali y Puerto Rico”, dice Cigala. “Y en cada lugar encontramos grandes músicos, gente como los [músicos de estudio originales] de la Fania o Los Muñequitos de Matanzas. Fue una locura”.

El álbum incluye clásicos tales como “Conversación en tiempo de bolero”, que fue parte del repertorio de Vicentico Valdés; “Se nos rompió el amor”, el éxito de Manuel Alejandro, y “Hacha y Machete”, que fue grabado por Héctor Lavoe, y que aquí incluye la participación del gran Roberto Roena en bongós y Luis “Perico” Ortiz en trompeta. Apropiadamente, Indestructible cierra con un retorno al principio, a las fuentes, en una versión íntima y austera del bolero “Como Fue”, un clásico interpretado por muchos pero inmortalizado por Benny Moré, uno de los más grandes soneros en la historia de la música cubana.

“Estas son canciones de toda la vida – hechas con un sonido de la salsa de los 70 y los 80s y una voz flamenca”, dice Cigala. “Y los que quedó, es hermoso”.

Musicos:

Diego el Cigala – voz

Jaime Calabuch – piano

Yelsy Heredia – bajo

David Marcano - timbales

Daniel Diaz - congas

Richard Stella – trombón

Leo Aguirre – trombón

Carlos Martinez - trompeta

Anibal Martinez - trompeta

Diego Giraldo - coros

Giovanni Betancourt - coros